“Los Moches” causan escoria en la sociedad.

Publicidad

Aurora de los Gasopolitikasos.
Aurora de los Gasopolitikasos.

Por Osharu.

La dimensión de los hechos en los que se involucran tanto representantes populares, gobernantes, empresarios son incalculables, a pesar de que se cuenten con las cifras numéricas correspondientes, es decir, si partimos del principio elemental de identificar las responsabilidades de cada ámbito o área, se deduce los grandes alcances de interpretación de las corruptas acciones llamadas “Moches”, o sea, mientras que en esencia de su desempeño profesional y político el quehacer tanto de los legisladores como de los gobernantes, es el “beneficio” colectivo de una sociedad, se demuestran otras cosas en la realidad, situación que además de estar prohibido, también perjudica y afecta a quiénes dijimos serían los beneficiados, llámese la ciudadanía.

De lo anterior, deducimos y externamos lo siguiente, si tomamos el análisis desde el enfoque cuantitativo, se deriva el cualitativo, o sea, de la cantidad determinada para un determinado fin, se le tendría que restar el porcentaje de dinero correspondiente para las componendas entre servidores públicos, ocasión que merma el cumplimiento fiel de la totalidad del objetivo, aunado a que se privilegian los intereses comerciales de los confidentes y cómplices empresarios para cumplir con el cometido, o bien, en términos llanos, simplemente se le rasura el presupuesto a costa del interés ciudadano, por lo que, como dice Juan Pueblo “Entre gitanos no se leen las manos” se convierten pues en cifras de casos de impunidad.

Indiscutiblemente el tema de la transparencia y rendición de cuentas, disfrazado en las aseveraciones “combate a la Corrupción” “medidas anti corrupción” es una de las grandes y sentidas demandas que hace la sociedad, por medio de los ciudadanos, el marco legislativo regulatorio siempre ha existido, el reto es que se cumpla y sean sancionados los responsables involucrados, pero muy por el contrario, hasta se les sigue premiando con otorgamientos de cargos y/o puestos de elección popular, dejando de manifiesto la clase de “personajes” que son, sin importar lo que digan o piensen los ciudadanos.

Definitivamente es un tema por demás conocido, pero la solución la tiene la mayoría de ciudadanos organizados, dispuestos y comprometidos a establecer una denuncia, claro, sabemos de la aletargada justicia que existe en el país y en el Estado, pero como dijo el ranchero “tanto va el cántaro al agua…hasta que se rompe” así las cosas, hay que persistir y el objetivo se cumplirá, recordemos la sabia filosofía popular que afirma “el hilo se rompe..por lo más delgado” así en éstos sucesos.

Conscientes de la gran trascendencia del tema y el problema que ello ocasiona, y sabedores de las diversas experiencias de ésta escoria que le ocasiona a la sociedad los tan normales “Moches” ahondaremos próximamente en asuntos muy particulares para dejarlos como ejemplos, evidencias, o como lecciones de la falta de sentido común, responsabilidad o de profesionalismo y honestidad con la que se deberían conducir los funcionarios y/o servidores públicos, sin olvidar, el interés primario de la propia sociedad, aclaro, esto de las tranzas es prototipo de los diferentes niveles de gobierno, sin distinción de colores de Partidos que arriban al poder político, concluyo parafraseando la frase de López Portillo “La solución somos todos” para resaltar la transformación del concepto de la misma quedando “La Corrupción somos todos” bueno, que cada quién agarre lo que le corresponda ¿les parece? lo único cierto, es que no debemos permitirlo, por el bien de las futuras generaciones y de inculcar la cultura de la honestidad, la cual, daría grandes frutos de gobiernos exitosos en bien de la patria y de la sociedad misma.

Publicidad

About El Látigo Digital 6724 Articles
El Látigo Digital somos periodismo profesional

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*