Cautiverio político de la Educación en México.

Publicidad

Por Osharu.

A lo largo de la historia de la humanidad, existen varios ángulos de interpretación de la educación, no es la excepción lo ocurrido en México, por ello, retomando una de las frases del filósofo griego Sócrates “Una vida que no ha sido examinada no merece ser vivida” es decir, si analizamos los acontecimientos que dieron pie al origen del sistema educativo en el país, tendremos en principio de cuentas, que retomar los desarrollos sociales y políticos a los que se enfrenta el actual modelo educativo, o sea, es menester darle crédito al actor principal de que se cumpla el debido proceso de enseñanza, es decir, el maestro, quién desde la voluntad política de Venustiano Carranza, dispuso promulgar en honor a la Toma de Querétaro, el Decreto Presidencial para que desde 1918 se instaurara el día 15 de mayo como celebridad de este personaje constructor de individuos, hipotéticamente hablando, si consideramos ciertos aspectos, motivo de ésta sencilla reflexión.

La determinación de la UNESCO para esta celebridad, la enmarca la fecha del 5 de octubre y lo contemplamos, en virtud de que  siendo un organismo de carácter internacional, es importante comentar que los modelos más antiguos de educación en el mundo, buscaban la enseñanza religiosa y el mantenimiento de las tradiciones de los pueblos.

De ahí pues, que desde el siglo XVI, ante la presencia de los misioneros de la Nueva España, la educación se tildó de un espíritu de orden religioso, cuyo eje central era la Doctrina Kantiana, siendo la instrucción basada en la disciplina.

Dentro de éste análisis, agregamos que a consecuencia del movimiento de la lucha de Independencia se modificaron estilos y normas de tipo social, que redundaron en la transformación de los aspectos educativos.

En el siglo XIX con motivo de la era de la Ilustración, se hicieron presentes las premisas educativas de Rosseau, las cuales, obedecían a que la formación se basaba en la naturaleza humana, trayendo consigo, la libertad de aprendizaje.

A raíz de estos antecedentes se fue adoptando el esquema educativo liberal en el año de 1842, dejando la misión para que en 1867 se pronunciara la Primera Ley Orgánica de la instrucción Pública seguida en 1888 por la correspondiente Ley de la Instrucción Obligatoria, en otras palabras, podemos afirmar que así se le iba dejando de lado el criterio religioso de inducción.

Uno de los personajes más connotados en la transformación social de la educación en México, lo es Justo Sierra, buscando en 1901 una educación más equitativa y justa desde la concepción de la sociedad de ese entonces.

Invariablemente dos décadas después, tras la post revolución, erase el mes de septiembre del año 1921 se creó de manera oficial la Secretaría de Educación Pública estando de titular José Vasconcelos, garantizando las necesidades de instrucción y la formación académica de todos los sectores sociales.

Ante la serie de procesos suscitados a lo largo de ésta época, como la implementación del nivel educativo de secundaria que se diera en el gobierno de Plutarco Elías Calles tras las discrepancias con la misma SEP, son estas acciones las que vienen a explicarnos la evolución que ha sufrido la educación en México, es más, el sobre salto del cambio de la instrucción privada a la adaptación de programas sociales en educación, se dio en la reforma del Artículo III de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917 enviada por el Presidente en turno en el año de 1934, Ing. Lázaro Cárdenas Del Río.

Estos logros se suman al de la unificación en el país de los Sindicatos Magisteriales en 1943, dando origen al ahora trivial Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) el cual en honor a la verdad, en los tiempos actuales simplemente se ocupan en la referencia de las mañas políticas de encumbrar a ciertos actores políticos en los cargos de gobierno y/o de representación popular, denigrando por completo los ideales mismos del gremio de docentes, aunado a la serie de corruptelas solapadas en las instancias de gobierno, en los diferentes niveles de gobierno, dando como consecuencia la imposición de criterios mesiánicos de los gobernantes, ó, la hipoteca y ninguneo de la inteligencia de los mentores, quiénes son parte del botín de las negociaciones políticas con el PRI ó según convenga hasta con el PAN, ni hablar, maestros que mejor regalo recibirían en esta fecha, que el respeto a sus libertades y a sus derechos laborales, pues en la actualidad, con su tan vana gloriada reforma educativa se pierden las dimensiones de ella, inclusive fue aprobada por legisladores del PANAL,PRI y PAN que en honor a la verdad, el caso de Aguascalientes, ahora quizá con una comilona o un pronunciamiento público que se le haga,  de parte de nuestros gobernantes, se justificarán de esa decisión y que por mucho, deja que desear a los padres de familia y estudiantes que simplemente no encuentran mejoras por ningún lado en la infraestructura o modelos pedagógicos, argumentando con demagogia y en el contubernio sindical, aspectos de la calidad y garantía de coberturas, como dice Juan Pueblo “ y la Cheyenne a pá”, o sea, la serie de tranzas denunciadas públicamente, por maestros en la responsabilidad de Paco Chávez en la herencia desde Miguel Ochoa, ¿acaso no son motivo de interés para acreditar avances y éxito en los indicadores educativos?.

Ni hablar, la educación es tan sensible como sensible son las ironías de quiénes conducen y deciden las políticas públicas en educación ¿o no?, sólo sin demagogias busquen reivindicar el rol del maestro para congratularnos con esa mención, como era en los ancestros y no la forma tan vil de ahora, que ni representación sindical ya tienen.

Publicidad

About El Látigo Digital 6724 Articles
El Látigo Digital somos periodismo profesional

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*