Cinta de Noticias
septiembre 27, 2020

Con 3.349 casos más de COVID-19 sanidad reconoce que las cosas no van bien en España.

Publicidad

Detalle de la infografía de la Agencia EFE disponible en http://www.efeservicios.com. EFE
Detalle de la infografía de la Agencia EFE disponible en http://www.efeservicios.com. EFE

El Ministerio de Sanidad ha notificado otros 7.030 casos de coronavirus, de los que 3.349 han sido diagnosticados en las últimas 24 horas, y ya son 122 los muertos en la última semana, unos datos que le hacen reconocer que “las cosas no van bien” y que hay una transmisión “importante”.

“Que nadie se confunda, las cosas no van bien. Es momento de parar. El que detectemos mucho no quiere decir que no haya transmisión, y cada día tenemos más”, ha dicho el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, en rueda de prensa este jueves.

Madrid sigue a la cabeza de las infecciones detectadas en las últimas 24 horas, con 1.020, lo que supone casi un tercio del total, seguida del País Vasco con 547, Aragón con 352 y Andalucía con 302, según el último balance de Sanidad, que eleva a 28.813 los fallecidos desde el inicio de la pandemia, 16 más que la cifra global notificada ayer. El aumento de fallecidos, ha explicado Simón, se debe al retraso de notificación de Aragón.

El epidemiólogo ha admitido que las características de los casos son diferentes, ya que la edad media de los afectados ha bajado a los 35 años y porque no hay sobrecarga en el sistema hospitalario, pero ha insistido en que, “a medida que aumente la transmisión comunitaria”, subirá el número de ingresos.

En este sentido, ha instado a todos los personajes con “alguna posibilidad de influir en la población” que le ayuden a concienciar a la gente de lo que hay que hacer, “no de lo que no hay que hacer”.

“Saben que no tengo mucha relación con redes, pero sé lo que es un ‘influencer’: creo que hay muchos con visibilidad muy grande, que pueden ayudar a controlar la epidemia”, ha incitado, porque “no podemos dejar que siga hacia arriba y que los que cometen errores de interpretación de lo que significa el virus tengan más peso”.

En lo que a él respecta, ha querido dejar claro que “hay maneras de pasarlo bien sin poner en riesgo a nadie. Hay alternativas, seguro”, como probablemente habrá “gente especialista en conseguir que la gente se lo pase bien sin poner en riesgo a nadie”.

Y es que hasta el momento hay un total de 1.126 brotes activos, pero en estos momentos lo que interesa analizar a Sanidad es saber cómo evolucionan estos focos, que se centran sobre todo en el ámbito social, tanto en reuniones familiares como asociados al ocio. Pero también están subiendo en los centros sociosanitarios: el 7 % del total se ha originado ahí.

“Que no se confunda nadie, esto no podemos dejar que siga, y ahora tenemos que ser muy conscientes de lo que tenemos que hacer”, ha insistido el epidemiólogo, quien, por otra parte, ha defendido la vuelta al colegio de los alumnos.

“No podemos tener a nuestros niños sin estudiar, no podemos hipotecar la competitividad de nuestras promociones de niños”, ha dicho Simón, que ha abundado en que es “muy fácil” proponer la educación “online” para los que tienen recursos, pero no para los que no los tienen.

En cuanto al uso de mascarillas en las clases, ha opinado que a una determinada edad, como en los menores de seis años, es “difícil” que durante la jornada escolar la usen de forma adecuada; en cambio, en los más mayores sí se puede garantizar, con lo que es una opción a valorar. Y es que hay algunas comunidades como Cataluña y Aragón que barajan su uso obligatorio para el nuevo curso.

Por otra parte, el departamento que dirige Salvador Illa ha instado a las comunidades a extremar las medidas acordadas para frenar la transmisión de la COVID-19 en los prostíbulos, en los que también deben regir los mismos controles exigidos en otro tipo de ámbitos y establecimientos.

Son precisamente las comunidades autónomas las que tienen las competencias para poder cerrar o limitar el horario de los prostíbulos, unos lugares que en muchas ocasiones están registrados como negocios hoteleros o de hostelería, por lo que no se verían afectados por igual por las limitaciones acordadas entre el Gobierno y las comunidades autónomas, que sí tienen pleno efecto, por ejemplo, en discotecas.

Y en cuanto a la aplicación de rastreo de contactos, la RadarCOVID, son seis las comunidades que a partir de hoy la han puesto en marcha en fase de prueba: Andalucía, Cantabria, Aragón, Extremadura, Canarias y Extremadura.

El resto también ha manifestado su interés en poner en marcha esta herramienta y por ello trabajan para integrarla en sus sistemas sanitarios.

La RadarCOVID, que no recoge ningún dato de lo usuarios sino que asigna números aleatorios a los móviles, utiliza el “bluetooth” para avisar a sus usuarios si han estado próximos durante quince minutos o más a dos metros o menos de distancia de una persona contagiada.

Información de EFE

Publicidad

About El Látigo Digital 13728 Articles
El Látigo Digital somos periodismo profesional

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


5 × five =